domingo, 22 de octubre de 2017

Autonomìa ... avanzamos y seguimos trabajando

Cuànto hemos trabajado la autonomìa!! Y lo que nos falta!. Porque, como siempre digo... no es autònomo el que se sabe atar los cordones o el que se ducha sin ayuda. Hay que ser autònomo tambièn emocionalmente. Y eso, es lo màs difìcil de lograr. 
Ya viajas solo en bus. No tengo miedo que te pierdas, ni que no sepas resolver las situaciones. Me has demostrado que tù puedes y que estàs atento y eres responsable. 
Controlas el tiempo que tienes que tomarte antes para ir a un sitio, las paradas del bus, los dìas que tocan las distintas actividades, lo que tienes que llevar... Eso no lo pensaba yo, cuando a los cinco años tenìamos que trabajar con agenda de fotos para anticiparte todo. 
Has podido ir al mèdico solo, por primera vez y seguir sus instrucciones y el tratamiento que te ha puesto. Lo has cumplido al pie de la letra, sin que yo tenga que recordàrtelo. 
La empatìa todavìa hay que pulirla, pero està tan avanzada en tì... 
Lo que debemos trabajar màs es la independencia emocional. 
Has aprendido a diferenciar si estoy enfadada o triste por algo que has hecho o no has hecho. 
Ahora debes aprender a  no estar pendiente de mi estado de ànimo: si estoy contenta, estàs contento. Puedo estar preocupada, o triste; pero, eso no te tiene que condicionar tu dìa. Ese es el momento de ayudarme, con una palabra, con un abrazo o con estar simplemente. Pero no quiere decir que tù no puedas continuar tus actividades, porque estàs con la mente en lo que me pasa. 
Nadie puede estar del todo feliz si ve al otro triste. Pero debes seguir con tu dìa, a la par que lo acompañas como puedas y como lo necesite el otro. 


No hay comentarios:

Autonomìa ... avanzamos y seguimos trabajando

Cuànto hemos trabajado la autonomìa!! Y lo que nos falta!. Porque, como siempre digo... no es autònomo el que se sabe atar los cordones o el...