domingo, 22 de octubre de 2017

Autonomìa ... avanzamos y seguimos trabajando

Cuànto hemos trabajado la autonomìa!! Y lo que nos falta!. Porque, como siempre digo... no es autònomo el que se sabe atar los cordones o el que se ducha sin ayuda. Hay que ser autònomo tambièn emocionalmente. Y eso, es lo màs difìcil de lograr. 
Ya viajas solo en bus. No tengo miedo que te pierdas, ni que no sepas resolver las situaciones. Me has demostrado que tù puedes y que estàs atento y eres responsable. 
Controlas el tiempo que tienes que tomarte antes para ir a un sitio, las paradas del bus, los dìas que tocan las distintas actividades, lo que tienes que llevar... Eso no lo pensaba yo, cuando a los cinco años tenìamos que trabajar con agenda de fotos para anticiparte todo. 
Has podido ir al mèdico solo, por primera vez y seguir sus instrucciones y el tratamiento que te ha puesto. Lo has cumplido al pie de la letra, sin que yo tenga que recordàrtelo. 
La empatìa todavìa hay que pulirla, pero està tan avanzada en tì... 
Lo que debemos trabajar màs es la independencia emocional. 
Has aprendido a diferenciar si estoy enfadada o triste por algo que has hecho o no has hecho. 
Ahora debes aprender a  no estar pendiente de mi estado de ànimo: si estoy contenta, estàs contento. Puedo estar preocupada, o triste; pero, eso no te tiene que condicionar tu dìa. Ese es el momento de ayudarme, con una palabra, con un abrazo o con estar simplemente. Pero no quiere decir que tù no puedas continuar tus actividades, porque estàs con la mente en lo que me pasa. 
Nadie puede estar del todo feliz si ve al otro triste. Pero debes seguir con tu dìa, a la par que lo acompañas como puedas y como lo necesite el otro. 


Controlar la ansiedad

Es inevitable: soy madre y prefiero sufrir yo antes que tù. Hasta en los màs mìnimos momentos. 
Hoy fue un dìa de estudio contigo, donde me di cuenta còmo trabajè mi ansiedad. Ahora me tomo todo con màs calma. Nunca te diste cuenta, pero por dentro, me hacìa mucha mala sangre porque no es fàcil. A la hora de tener que ayudarte a estudiar, me cuesta "adivinar" muchas cosas que se dan en la clase, porque no tomas TODOS los apuntes; las explicaciones de los profesores no las tengo grabadas, obviamente, y muchas cosas que son importantes o no... no me las sabe decir. 
Si no tengo un libro de base, en internet hay mucha informaciòn. Pero, hay que ajustarla a lo que dan. Ni màs ni menos datos. 
Hoy, entre otras cosas, vimos los acordes y los intervalos en Mùsica. Yo solo sè tocar la flauta. Y encima no me gusta Mùsica. Es màs... es la materia que menos me gusta. Menos mal que soy una hormiguita y he guardado muchos de los libros de tu hermana mayor. Cuando nos mudamos a esta casa, la ex dueña me dejò muchas cosas. Una muñeca vestida de comuniòn, una maquinita de coser portàtil, libros... y entre otros uno de mùsica de su hijo. Me dijo: seguramente te serviràn estas cosas màs que a mì. Y bueno... lo sacamos! Un reto màs superado. Vamos por mucho màs!. No hay que rendirse nunca Tomi!!
.

lunes, 16 de enero de 2017



Hoy hemos terminado el libro EL SUEÑO DE BERLÌN. ALTAMENTE RECOMENDABLE!!!. Juro que no podìa leerlo, por momentos, porque se me llenaban los ojos de làgrimas.
En muchas cosas me he identificado.
Es como para exprimirlo.
Este libro no es de la biblioteca del cole. Te lo prestò tu profesora a ti!!!. Me di cuenta porque tiene una dedicatoria de otra persona hacia ella.
El personaje es fanàtico de El Señor de los anillos (como tú
). Algunas frases son imperdibles. Le hacer ver a la protagonista que NUNCA HAY QUE DARSE POR VENCIDO. Que, al menos hay que intentarlo. Que por miedo, no tenemos que encerrarnos. Que debemos probar, porque a lo mejor conocemos un nuevo modo de vida.
Que un problema te hace diferente, pero no raro. Y que hay que conocerte para quererte despuès.
En la pàgina 102, hay una parte que dice (sacado de El Señor de los anillos): "Es como en las grandes historias, Ana. La que de verdad importan, llenas de oscuridad y peligros. A veces no quieres saber còmo terminan, porque ¿còmo van a terminar bien? ¿Còmo puede el mundo volver a ser lo que era despuès de que hayan pasado tantas cosas malas? Pero al final, todas esas sombras pasaràn tambièn. Hasta la oscuridad pasarà".
A veces pasan tsunamis en nuestra vida y no pensamos que vayamos a salir. Pero siempre hay gente que te ayuda, lo superamos y nos damos cuenta que el problema no pudo contigo.
ME ENCANTÒ!!!!!!! VAMOS POR MÀS!!










Con el tìo Claudio recordamos historias de la familia. Entre otras, estuvimos hablando sobre los viajes de mi abuelo. Él era marino y dos de los viajes que hizo fue en la Fragata Sarmiento. Uno de ellos lo hizo en 1917-18 y el otro en 1920-21.
En el primero no saliò de América y el segundo ya sì fue por Europa. 
Mi abuela tenìa una caracola gigante, que èl habìa traìdo de China. Nos decìan que se podìa escuchar el mar, si acercàbamos la oreja. 
Encontramos su nombre en la tripulaciòn. Era oficial herrero. Y tambièn estuvimos en la Fragata, ahora que es un museo. Mucha emociòn al ver las fotos!.

Autonomìa ... avanzamos y seguimos trabajando

Cuànto hemos trabajado la autonomìa!! Y lo que nos falta!. Porque, como siempre digo... no es autònomo el que se sabe atar los cordones o el...