martes, 19 de febrero de 2013

SIGO SIENDO UNA MAMA EN CONSTRUCCION

Los padres tenemos que aprender a AYUDAR sin invadir. A AYUDAR sin controlar o dirigir todo. Es tan importante darles las herramientas para que salgan adelante... para que sean verdaderamente autònomos.
No podemos decir que NO hagan tal o cual cosa, solo porque tenemos miedo al resultado. Siempre NO... no puede ser. Debemos dejarlos probar, equivocarse, que vuelvan a empezar. Aunque sufran, aunque pierdan tiempo.
La tolerancia a la frustraciòn se va gestando con el tiempo y el proceso lo debemos pasar todos.
Pero que no digamos que NO, o que no tengamos que invadir, o que tengamos que respetar los tiempos... no quiere decir que no podamos aconsejar, guiar.
Se que la preadolescencia, en la que te estàs sumergièndote por momentos... es difìcil. Quiero darte la libertad que necesitas. Quiero darte los conocimientos màs perfectos para que puedas defenderte.
Pero tambièn necesito que me escuches y que comprendas que soy una mamà en construcciòn. Que nunca voy a dejar de aprender y que si me equivoco, te pedirè perdòn y volverè a intentarlo tambièn.
Dentro de poco cumpliràs 11 años y me enfrento a un nuevo reto. Espero hacerlo bien.