viernes, 25 de octubre de 2013

Estoy tranquila...

Estoy tranquila porque, desde que supimos que tenìas este problema, no sufriste. Los que sufrimos fuimos nosotros. Y, es normal, a nadie le gusta ver a un hijo ni lastimado por un raspòn.
Estoy tranquila porque no te das cuenta del desprecio, de la falta de ayuda y empatìa de muchas personas.
Estoy tranquila porque nunca te has quedado sin dormir, buscando soluciones. Yo sì y lo volverìa a hacer. Y lo seguirè haciendo.
Estoy tranquila porque no te ha preocupado nunca el futuro. A mi sì. Tú siempre has vivido disfrutando el presente y eso te hace màs feliz.
Estoy tranquila porque, gracias a Dios, no te falta nada. Sobre todo porque tienes una familia que te ayuda y te ayudarà siempre.
Estoy tranquila porque nunca te has sentido sòlo ni abandonado. Nunca lo hubiéramos permitido.
Estoy tranquila porque, a pesar de no ser peleadora o competitiva... me he enfrentado con garras y dientes a este problema y lo harè hasta el final.
Estoy tranquila porque, a pesar de no ser constante con muchas cosas, la paciencia y la perseverancia es algo que jamàs voy a perder.
Estoy tranquila y... me siento feliz por ser tu mamà.

No hay comentarios:

Autonomìa ... avanzamos y seguimos trabajando

Cuànto hemos trabajado la autonomìa!! Y lo que nos falta!. Porque, como siempre digo... no es autònomo el que se sabe atar los cordones o el...