lunes, 10 de mayo de 2010

Cuando tu alma se apodera de tus ojos...


De una reuniòn, o de un paseo, o de la gente que veo en el cole, en el parque, en una fiesta o en una tienda... me quedo con lo bueno y con lo malo. Valoro mucho lo que se hace bien, y lo quiero gritar a los cuatro vientos. Y me pongo mal con lo que no està bien, me hace llorar y me hace sentir muy mal. Me duele que le peguen a un niño. Por nada del mundo justifico que se utilice la violencia. Aunque se trate de un chirlo.

Te voy a contar lo que vi hoy . Una señora, con un niño pequeñito, miraba un escaparate de una tienda de bolsos. Su ropa no era muy nueva, el carro del niño se notaba que era prestado o heredado, su hija tenìa sandalias con calcetines, y la ropa de verano. La niña llevaba un biberòn de leche y no se la notaba desnutrida. El cabello de la mujer estaba bastante descuidado.

Me hubiera gustado poder decirle ¿què quieres comprar?. No se si estaba deseando mucho el bolso, pero... podìa ser. Yo me vi reflejada porque, tantas veces me gustarìa tener cosas que no puedo porque debo dar paso a lo màs urgente. Me quedo con su forma de pensar (la que me imagino): a mi hijo no le faltarà nada.

En la vida tendràs que resignar y conformarte. En el balance, te deseo que te pase como a mi. Que cada vez que los voy a buscar al cole, o los levanto por la mañana, o los miro... SIENTO UNA FELICIDAD!!! y se los hago notar y se los digo. Porque no hay màs felicidad que la de tenerlos cerca. Fue lindo hoy ir a buscarlos al cole y recibirlos como si hiciera màs de una semana que no los viera jaajaj. GRACIAS POR EL ABRAZO!!

Autonomìa ... avanzamos y seguimos trabajando

Cuànto hemos trabajado la autonomìa!! Y lo que nos falta!. Porque, como siempre digo... no es autònomo el que se sabe atar los cordones o el...