domingo, 8 de noviembre de 2009

HAY QUE REINVERTIR LO QUE HEREDAMOS...


Uno hereda de su familia muchas cosas. Algunos heredan casas; otros heredan campos, casas, coches; algunos joyas; otros deudas jajaja y muchos, como yo... heredarè de mi madre solo sus enseñanzas, su forma de ser, lo que fui viendo dìa a dìa desde que nacì.

Aprendì a ser generosa, y como dice Sta. Teresa de Calcuta, darè hasta que duela. Aprendì a ser humilde, a no pensar primero en mi, sino fijarme tambièn en el otro. Aprendì a respetar, a considerar al otro; a ponerme en su lugar y a no hacer daño.

Todas estas "joyas" quiero que ustedes tambièn las hereden. Es lo màs valioso que les puedo dejar, ademàs de estar, de ayudarlos, de acompañarlos, de hacerles manualidades para los cumples, de quererlos tanto!!.

Pero, como yo, me gustarìa que lo mejoren. Que inviertan ese "capital" en algo mejor. Mi madre es muy desconfiada de la gente y siempre piensa mal. Cree que siempre hay una doble intensiòn, que son oportunistas y que hay doble propòsito cuando se te acercan. Y yo aprendì a que no son todos iguales. Que a la gente hay que darle la oportunidad de conocerlos, de que demuestren què es lo que sienten, què les pasa y por què actùan de una u otra manera.

¿Què mejoraràs con el tiempo?. Ya se verà...