lunes, 8 de junio de 2009

AUNQUE ESPEREN MAS DE TÌ... HAZ LO QUE PUEDAS...


Hace una semana, tu hermana Agustina me contaba que le gustaba "Claro de luna" de Beethoven. Si bien la mùsica es triste, es muy linda. Le contè la historia de esta canciòn y te la contarè a tì tambièn. Beethoven estaba triste por la muerte de una persona que, para èl, significaba ser un protector. En ese tiempo tambièn conoce a una jòven ciega que le dijo que morìa por ver una noche de luna. Beethoven se sintiò mal porque èl, aunque tuviera mucha pena, era dichoso por tener la vista intacta. Compone el tema Claro de luna y, segùn los que entienden, dicen que los primeros acordes significan los golpes de los pasos que èl daba cuando llevaba el cuerpo muerto de su protector. Cada paso significaban la pregunta "por què?" en alemàn.

Gracias a esta chica, Beethoven vuelve a tener ganas de vivir y, poco despuès, escribe la canciòn "HIMNO A LA ALEGRIA".

Beethoven era hijo de una madre que habìa perdido varios hijos, y otros tuvieron malformaciones. El mèdico, cuando la madre de Beethoven quedò embarazada, le dijo que no tenìa sentido que el embarazo llegara a buen puerto, por la mala trayectoria de nacimientos.

Pero ella no aceptò y tuvo a Beethoven. ¡¡Mira què pèrdida hubièramos tenido si èl no hubiera nacido!!!!.

Seguramente, cada vez que Beethoven presentaba una obra nueva... todos esperaban que fuera mejor que la anterior. Todos sabìan que èl era el mejor y que los volverìa a sorprender.

Nadie pensaba que èl pudiera tener algùn fracaso.

Eso, posiblemente, a una persona le provoque presiòn, ansiedad, miedo a fracasar y defraudar. Pero todos somos humanos Tomi. Y no siempre nos salen las cosas bien.

La pefecciòn no existe ni aùn en los màs grandes. Lo mismo pasa cuando corres una carrera o participas de competiciones. No siempre se gana.

Lo importante es que hagas cosas. Bien o mal, aprenderàs de lo que hiciste. Yo siempre voy a aplaudirte por todo.
Las crìticas...aceptalas y sacà lo mejor de ellas. Todo sirve!

Besosssssssssss