martes, 5 de mayo de 2009

No tomes decisiones apresuradas... se cauteloso


Hoy subìa la escalera de casa y tambièn subìa una vecina. Ella sube cuatro pisos y nosotros uno solo. Vos diràs... què suerte que tenemos! No tenemos que esforzarnos. Bueno, en parte tenès razòn. Cuando venìs del super, no te cuesta tanto subir con bolsas como a esta señora.

Un piso que està en un entresuelo es màs caro que uno que està en el cuarto piso. Pero... ellos tienen màs luz y, al ser màs baratos, contàs con màs dinero para gastar, porque la hipoteca es màs baja.

¿Ves?. No hay que ser impulsivo. Lo primero que uno ve es una parte de un todo. Pero hay que ver todo. Hay que ver màs allà.

Si voy a una tienda a comprar ropa, y encuentro que una camiseta vale 30 euros; pero luego voy a otra y veo que venden tres camisetas por 10 euros... ¿què harìas?. Depende. Si las necesitàs para todos los dìas, yo me comprarìa dos de treinta en lugar de tres de diez. Porque si las usarè todos los dìas, tendràn màs desgaste y deberàn ser màs resistentes. Nada tiene las tres "B": bueno, bonito y barato.

Ahora, si las necesitamos para usarlas una vez cada tanto, entonces sì me puedo comprar tres por diez euros.

Otra vez puedo equivocarme al tomar una decisiòn apresurada.

Cuando elegìs un piso para comprar, por lo menos yo lo elijo por dònde està ubicado, si tiene suficientes medios de comunicaciòn, si es amplio, etc. etc.

A veces nos enamoramos a primera vista de alguno porque... rapidamente vemos que todo encaja: està cerca de... tenemos un super al lado... vivimos a dos calles de tal persona... etc. etc. Pero... los defectos se los vemos cuando ya estamos viviendo. Yo digo que deberìamos vivir un mes o màs antes de comprarlo para saber si realmente es el piso de nuestros sueños.

Y tambièn nos pasa con la gente. Conocemos a alguien y rapidamente o nos parece la mejor persona que hemos conocido en nuestra vida o la peor. Y, con el tiempo, nos damos cuenta cuànto nos equivocamos.

Hay que tener cautela en la vida Tomi. No hay que tomar decisiones apresuradas. Hay que aprender a usar la propia experiencia o "copiar" la experiencia de los demàs.

De esta manera no perderàs tiempo, ni dinero, ni gastaràs ilusiones ni te irà mal.

Y tambièn es parte de tu independencia... Confìo en vos gordo mio!.

Hoy hemos terminado el libro EL SUEÑO DE BERLÌN. ALTAMENTE RECOMENDABLE!!!. Juro que no podìa leerlo, por momentos, porque se me ...