viernes, 6 de marzo de 2009

Somos como los dedos de la mano...


Sofìa me dijo ayer, mientras me contaba què habìa hecho en el cole, "tu mano es màs grande". No se por què se me ocurriò que cada uno de mis dedos puede ser uno de nosotros. El pulgar, o el gordito.. por supuesto, es papà! jaja. No tanto por lo gordo, sino porque es el ùnico dedo que puede auxiliar al resto. Si te fijàs, ningùn otro dedo puede rascar al otro si le pica, o puede sacar una mancha o apretarlo en caso que le salga sangre. Es como papà... nos auxilia a todos; y a mi tambièn porque es un gran sostèn.

El ìndice soy yo: el que dirige!! jaja, el que organiza, como en una orquesta. Es el que acciona todo "botòn" que signifique realizar una acciòn. Es el que dice que "no" ... porque papà es màs blando jaja. Es el que dice "venì" a todos para poder consolarlos, para ayudarlos (como cuando ayer le llevè un bocadillo a un niño solito en el parque).

El del medio es Agustina, el anular sos vos y el meñique... la terremòtica. Seguramente se dieron asì por las estaturas y edades. El dedo anular es el que lleva el anillo y, por eso, se lo puede considerar como "diferente" al resto. A lo mejor, alguien puede decir que sos "diferente" pero... si me preguntaran ¿què dedo de la mano te cortarìas?... què creès que te responderìa?. Para mi, mis hijos son todos iguales, a pesar de ser màs alto, màs bajo, màs gordo o màs flaco. Para toda mamà, todos los hijos son especiales, los màs guapos, los mejores.

El pulgar y el ìndice son los que se unen para funcionar con una pinza. Papà y yo nos unimos para trabajar juntos, para vivir juntos, para compartir tantas cosas, con todo el amor del mundo y desde hace 14 años.

La que tiene màs ideas soy yo, y por eso seguramente soy el ìndice. En los dibujitos, cuando alguien tiene una, se golpea la cabeza con el dedo ìndice.

Papà, al ser el pulgar, es el que trabaja y no para... aùn cuando estamos en casa y descansando. Probà entrelazar los dedos y hacer girar uno de los pulgares con el otro. Asì lo representarìa.

Tambièn es el que indica cualquier nùmero. Para decir el tres y desde el 6 al 10, necesitamos este dedo. A papà lo necesitamos tanto!!.

Agustina, por ser el dedo mayor, se destaca por lo buena persona que es; por su inocencia, por su ternura, por su empatìa. Es una niña maravillosa.

Y Sofìa, siendo la màs pequeñita, como el meñique es fràgil. Es un sol! como la nota musical que le corresponderìa a este dedo si partièramos desde el do con el pulgar. Es tan alegre; tan cariñosa!!.

Como tenemos dos manos, tambièn sabemos que existen familias iguales a las nuestras y por eso nos gustarìa abrazarlas con fuerza, como cuando juntamos las manos... Sabemos que hay mucha gente que vale la pena y serìa lindo conocerla. Dios quiera que siempre nos unamos a esas personas y evitemos las que "pegan" con las palabras, como lo puede hacer una mano que maltrata. Dios quiera que vayamos por otro camino...

Autonomìa ... avanzamos y seguimos trabajando

Cuànto hemos trabajado la autonomìa!! Y lo que nos falta!. Porque, como siempre digo... no es autònomo el que se sabe atar los cordones o el...