sábado, 24 de octubre de 2009

Còmo explicarte LA LEY DE LA COMPENSACION...


Porque en la vida te pasan cosas buenas y malas. Dios te da la vida por un ratito y en ese ratito pasa de todo.

Estando en el consultorio de tu oftalmòlogo, mirè por la ventana y veìa el àrbol que està plantado en la acera. Ese àrbol soporta el frìo del invierno, el calor insoportable del verano, la compañìa de algùn pàjaro y la lluvia... A veces, algùn desalmado lo pinta o le escribe algo sobre su tronco.

¿Què puede hacer èste àrbol ante todo èsto?. Nada. Tendrà dìas buenos y malos... como nosotros.

Por eso, te digo que... por màs que podamos protegernos mejor que el àrbol, en muchas ocasiones, no podemos evitar que haya malos y buenos momentos en nuestra vida.

Algunos tendràn màs suerte porque con un paraguas podràn protegerse de la lluvia. Aunque lleguen mojados a sus casas, tendràn un lugar para estar bien. Otros deberàn esperar bajo el techo de una casa, hasta que deje de llover porque no tiene casa.

Siempre, siempre... piensa que luego de algo malo viene algo mejor. Esperalo...

Y siempre piensa que hay que agradecer lo que tenemos, porque hay mucha gente que està en peores condiciones.

Te quiero mucho Tomi!

11 comentarios:

mariel dijo...

Hola Laura, pase a saludarlos y me encanto lo que escribiste. Que importante es enseñarles a los niños que valoren lo que tienen y que sepan que siempre hay alguien que esta peor y que necesita de nosotros. Te dejo un beso grande

Laura Gòmez Àlvarez dijo...

Gracias Mariel! No puedo entrar mucho porque estoy en mil cosas al mismo tiempo, pero ya pasarè por los blogs otra vez.
Cariños

sarah dijo...

Hola Laura, muy buena tu entrada. Creo que si todos tuvieramos esto en mente a cada momento no nos desesperariamos tanto, el sufrimiento sería menor, por supuesto.
"Cada cosa mala trae dentro de sí algo bueno" Yo tengo una frase que leí en algún sitio: "también ésto es para mejor".
Que disfrutes!! muchos besos

Graciela dijo...

las madres quisiéramos ser la copa del árbol que siempre les proteja...muy bonito...muchos besos

Malena dijo...

Estás educando a tu hijo con una sensibilidad increible. Es verdad que tenemos que hacerles comprender que hay momentos buenos y otros malos en la vida pero sobre todo que debemos de aferrarnos a los momentos felices y vivirlos intensamente.

Me alegro de que hayas vuelto a escribir, se te echaba de menos.

Mil besos para tí y para Tomás.

Escuela para todos Luz ONG dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Adrisol dijo...

muy profunda tu entrada!
deberíamos tener en cuenta siempre estas reflexiones...
no siempre nos llega lo que esperamos,sólo hay que capitalizarlo como aprendizaje..

gracias..
besossss

Andrea dijo...

UF Laura cuanta verdad! me encantó éste pensamiento y tu manera de expresar es maravillosa..
Creo que como individuos que somos tendemos a ver siempre cosas negativas y nos cuesta resaltar las cosas positivas ..
De las malas experiencias hay que sacar conclusiones positivas siempre! y estar agradecidos de tener lo que tenemos, familia y amor.
ante todo !
Besos!

caro dijo...

hola laura como estas? tanto tiempo, que linda entrad nos pasan tantas cosas que muchas veces no se explican y en muchas cosas malas esperamos ansiosos que llegue lo bueno, besossssssssssssss

anabel dijo...

qué importante es valorar lo que tenemos... como siempre, una entrada acertadísima, sensible y maravillosa para reflexioanr.
Besotes, cielo. Te echaba de menos.

Laura Gòmez Àlvarez dijo...

Gracias queridos amigos!!! Gracias por escribirme siempre!!! Ya pasarè por los blogs cuando estè màs tranquila.
Cariños

Autonomìa ... avanzamos y seguimos trabajando

Cuànto hemos trabajado la autonomìa!! Y lo que nos falta!. Porque, como siempre digo... no es autònomo el que se sabe atar los cordones o el...