martes, 13 de enero de 2009

A lo largo del tiempo cuàntos cambios vemos...


Parecìas tìmido, solitario, que no le importaba nada o que no necesitaba nada de nadie. Hasta que no comenzaste el cole no nos dimos cuenta. No habìas ido a la guarderìa y tampoco tenìamos contacto con niños de dos o tres años. Recièn llegàbamos de Argentina, yo tenìa a Sofi en la panza, cambio de escuela para Agustina, cambio de trabajo para papà... y todo solos.

A veces no me di cuenta de muchas cosas, a lo mejor por falta de orientaciòn y de conocimiento. Por eso no me percatè que no balbucearas o que no mirabas a los ojos.

Hay fotos tuyas de antes y de ahora que marcan tanto la diferencia!. La mirada es diferente. Ya no es una mirada perdida.

Aunque ya hablàs y jugàs, no lo hacès como un niño de tu edad. Pero la diferencia es tan sutil que no todos pueden darse cuenta. A veces èsto juega a favor porque te integran y te exigen como un niño sin problemas y otras veces impide que otros vean que no podès màs y que solo hay que darte un aplauso y aceptarte.

Hay tanta gente (incluso de la familia) que piensa que te falta madurez, que solo es cuestiòn de tiempo para que puedas encaminarte...

Hasta los terapeutas les sorprende que "te conmuevas" cuando Goofy se siente "triste" porque Mickey no quiere ser su amigo o cuando me decìs "muy bien Sofìa!!" para que la perdone por la cantidad diarias de trastadas que hace jajaja.

De autista poco... cuando no querès estar solo. Buscàs la complicidad, el juego, la compañìa de tus compañeros de cole en el parque, de tu hermana mayor que te ayuda a aprender nuevos juegos, de Sofi que te enseña a ser màs travieso, de mi para que te lea un cuento, de papà para que jueguen al fùtbol...

"No està lloviendo... està el sol!!" decìs siempre aunque estè diluviando. Nada puede "estar mal" ni nadie puede estar triste.

Todavìa no podès expresar el por què si sentìs tristeza, desànimo, decepciòn y tantas otras cosas pero tenemos muuuucho tiempo hijo para que puedas hacerlo. A los seis años todavìa no te afectan tanto esas cosas.

No estoy segura de que hayas pedido un abrazo siempre que lo necesitaste. Tambièn puede ser que nunca te faltò, entonces no tenìas la necesidad de reclamarlo.

Injusticias hay todos los dìas, Tomi, y no siempre uno puede defenderse o evitarlas. No siempre va a "estar el sol" Tomi... pero lo importante es aprender a remar, a ver la parte del vaso lleno, a decir gracias a Dios y, si es necesario, volver a empezar.

Si lograste tanto en estos casi siete añitos, querido hijo, imaginate todo lo que te queda!!

Cuàntas cosas pasaron que no se podrìan contar ni en 100 posts màs largos que èste.

No me voy a recibir nunca de MAMA EXPERTA EN TOMAS, pero gracias por enseñarme todos los dìas a ser cada vez mejor, a volver a empezar, a remar, a ver todo color de rosa y a tener mucha fe en el futuro...

7 comentarios:

Gara dijo...

A Tomi le queda muchísimo por aprender!

Es cierto que hay muchas injusticias e incomprensión pero también hay mucha gente que quiere y apoya a Tomi!

Un abrazo!

laura dijo...

Garaaaaaaaaaa!!! Què alegrìa!!! Hace tanto que no te escribo ni se nada de vos!. Volvì con màs ganas con el blog! Gracias por visitarnos!! Te integrarè a nuestra lista. Lo hago siempre ante un visitante amigo.
Muchos cariños amiga!!

Ivana Carina dijo...

Laura:

Me hiciste emocionar...

¡Tomás tiene una madre excelente!

Yo sé que con el tiempo las cosas irán mejorando, en la justa medida....

Un beso para vos Laura y otro para Tomás!!!

laura dijo...

Ivana:
Para mi es un honor que hayas leìdo el blog de Tomi. Si a alguien admiro es a vos, por esa fuerza y esa alegrìa de siempre, a pesar de todo. Un beso y mil gracias!

Graciela dijo...

Laura todo saldrá bien, las mamás no tenemos un manual para saber todo lo que pueden padecer los hijos...emocionante tu entrada, Tomás saldrá adelante, malas ondas encontrarán en todas partes pero a no hacerles caso...mis besitos!!!

La Sonrisa de Arturo dijo...

Para Tomi siempre está sol porque vosotros hacéis que sea un niño feliz!
!Qué maravilla!!

Laura Gòmez Àlvarez dijo...

Graciela: Bienvenida! Pasè por tu blog y me encantò!.

Mamà de Arturo: Gracias!. Cuando lo veo reirse tanto, cuando se rìe con toda la cara, yo tambièn soy feliz. Dios sabe que lo que màs me importa en esta vida es que mi familia siga siendo LA LINDA FAMILIA. Te quiero mucho!!