domingo, 5 de octubre de 2008

Lo ideal es vivir como lo hacìan nuestras abuelas...


Tu bisabuela, hoy tendrìa cerca de 120 años. Se llamaba Luz y tenìa un cutis!!. Su piel era super blanca y no tenìa ninguna arruga. Muriò a los 85, de càncer, con la mente super lùcida y siendo una persona super buena. Ella les transmitiò a tus hijos el hecho de comer bien, sano, el hacer las cosas ordenadas, sin prisas, con muchos valores y mucho respeto. Ella no conociò ni el mòvil, ni el ordenador, ni el dvd, ni los juguetes tan caros que existen. Nunca se sintiò mal por no poder acceder a un coche màs caro, ni pensò en cambiar la escoba por una que tuviera pilas. Ella vivìa con poco pero era tan feliz!. Pudo criar a ocho hijos sin tener que trabajar. Tu bisabuelo quedò en la ruina, despuès que su panaderìa no funcionara, y pagando sus deudas tuvieron que perder tambièn la casa y salir a alquilar. Pero nunca les faltò nada para comer. No se deprimieron, no fueron a psicòlogos. A veces siento que vos estàs viviendo como la gente de antes. Estàs tan lejos de estar preocupado por tener ese juguete que sale en la tele y que si no te lo compran no sos feliz. Te hace feliz ser un super hèore tan solo ponièndote una bolsa de residuos a modo de capa, o que ponga una sàbana sobre la mesa de la cocina y se metan debajo con tu hermana como si fuera una casita.

No te acuestes nunca pensando còmo hacer para llegar a comprarte algo que te gusta mucho. Esforzate por conseguirlo sin dejar de ser feliz. En la vida tenemos que esforzarnos mucho para vivir como nos gusta. Siempre digo que esforzàndote cinco a seis años estudiando una carrera, es muy probable que luego vivas todos los años muy tranquilo y haciendo lo que te gusta.

A lo mejor, por no estudiar o sacrificarte esos cinco o seis años, el resto de tu vida estàs condenado a trabajar en algo que no va con vos y que no permite vivir como te merecès.

Trabajà para vivir, como se hacìa hace màs de 100 años. No vivas para trabajar porque eso te quita libertad.

No te subas a la moto del consumo, de la competencia, de la envidia, del protagonismo. Seguì siendo tan niño como hasta ahora, porque en un futuro seguiràs siendo el hombre màs feliz del mundo.