martes, 27 de mayo de 2008

CUANTO ME COSTARON ESTOS TRES AÑOS DE COLE TOMI!

Ser mamà de un niño con necesidades especiales te hace tener que luchar el doble... pero ser mamà ademàs de otro paìs, te aseguro que la lucha es faraònica. Por màs que hablemos el mismo idioma, NOSOTROS TAMBIEN SOMOS DIFERENTES. Y no siempre nos comprenden, no siempre nos respetan y no siempre nos esperan.
Pero no todo el mundo es igual y por eso tambièn encontràs gente que te ayuda, que es solidaria, que se pone en el lugar tuyo y sabe de què estàs hablando, aunque no tenga un familiar con el mismo problema. Yo creo que, en esos casos, es Dios el que me envìa un secretario.
Falta poco para que termines el ciclo de infantil. Ya tengo experiencia como para comenzar otra etapa mucho mejor.
Y te prometo que, desde el primer dìa, voy a abrir bien los ojos y a ser tu sombra. No para molestarte, ni para invadirte. Sino para que puedas tener todo lo que necesites y defenderte de todo lo que te pueda hacer daño. Sobre todo, para que no nos perdamos nada de nada de este maravilloso mundo de la niñez. ¿Viste que uno nunca se preocupa nunca por la sombra?. Es porque siempre està. Y mamà SIEMPRE ESTA Y SIEMPRE ESTARA AL LADO TUYO.