lunes, 14 de enero de 2008

No podemos tener todo controlado...


Hace muchos años muriò mi padre. Yo tenìa 9 años, estaba todo bien y de pronto ...falleciò. "El electro le habìa dado bien una semana atràs. ¿Còmo es posible?" escuchè decir èsto a mi madre una y otra vez. Años màs tarde conocimos los efectos del colesterol alto, el cual no se chequeaba en esa època y ademàs, en un electro no se anuncia una muerte repentina. Pero yo pensè (con un pensamiento màgico) "estaba todo bien y de pronto: desapareciò". Mi mente automàticamente comenzò a necesitar "sentir que està todo controlado". Si yo me anticipo a las cosas y me aseguro que no corro peligro, entonces "estoy preparada". Y en los màs simples actos lo fui demostrando. No vivo al dìa, vivo pensando en el futuro, teniendo siempre un recaudo, proyectando lo que voy a necesitar para que nada me tome por sorpresa. Pero este sàbado, Dios me demostrò que solo èl tiene el poder. Que nosotros no podemos "controlar todo". Casi te perdès entre la gente en una tienda de Murcia. Fueron un poco màs de cinco minutos que nos pareciò màs de una eternidad.

Claro que cualquier mamà siente miedo y angustia cuando un hijo corre peligro, pero yo como mamà de un niño especial sentì el doble de todo eso. Te veo tan indefenso, tan fragil. Aunque me demostraste que no tuviste miedo, que no te asustaste ni siquiera cuando uno de los empleados te tomò de la mano para llevarte conmigo, no dejàs de ser un niño y fue mi culpa por distraerme inconscientemente. Te estaba vi ilando sin que te des cuenta, porque me gusta que aprendas a "no vivir en una burbuja", que vos mismo pruebes hasta "dònde podès llegar", que observes el Medio, que no sea yo siempre la que te alerte de todos los peligros para que aprendas a defenderte, pero se cruzaron dos personas y ya no te vi. ¡Què susto Tomi!. Ya ves, cuàntos errores comete mamà. Pero aprendo todos los dìas e intento ser mejor para vos y tus hermanas y porque los quiero tanto.

Autonomìa ... avanzamos y seguimos trabajando

Cuànto hemos trabajado la autonomìa!! Y lo que nos falta!. Porque, como siempre digo... no es autònomo el que se sabe atar los cordones o el...