viernes, 26 de diciembre de 2008

Cuando uno se pone una coraza....


Ayer vi una pelìcula bastante triste. Se trataba de un muchacho que iba al Instituto y... lo de siempre!: las novatadas. Fue tanta la humillaciòn que tuvo que sufrir, que se suicidò. Encima, el padre sintièndose avergonzado porque su hijo fue dèbil... En fin, sin comentarios.

El detective que investiga las reales causas de la muerte de este muchacho, contò que su hermano tambièn se suicidò y que nadie se hubiera imaginado que iba a pasar eso. Tanto el muchacho como su hermano, horas antes de la muerte, se veìan completamente tranquilos, contentos...

A mi me recuerda un poco a mi madre, cuando yo era pequeña, porque ella nunca nos mostrò que habìa problemas. Nunca nos dimos cuenta de las necesidades econòmicas ni de sus carencias afectivas. Y lo volverìa a hacer!, como dice ella.

Y yo lo harìa tambièn Tomi. Y tantas veces me muestro como que "no pasa nada". Yo se que a vos te cuesta un poquito (cada vez menos) la empatìa; ponerse "en la mente de"... pero intentà darte cuenta cuando alguien realmente te necesita. Mucha gente se pone una coraza, se crea un mecanismo de defensa para no mostrarse tal cual es. Pero te necesita! y mucho!.

Muchas veces me han criticado porque escribìa tanto y no se daban cuenta que lo hacìa... a lo mejor, porque tenìa necesidad de comunicarme, de entender què te pasaba y te pasa, de poder ayudarte, de poder hacer lo mejor posible.

DALE UNA MANO A TODO EL QUE LO NECESITE TOMI!!!

Què lindo que comienza un nuevo año ! Siempre es bueno estrenarlo con buenas ondas!

No hay comentarios: