viernes, 28 de noviembre de 2008

HAY PALABRAS QUE TIENEN VARIOS SIGNIFICADOS...


Ayer estuve ayudando a tu hermana y le contaba que hay palabras que son polisèmicas. Tienen varios significados. Y hay otras que tienen muchos significados. Segùn el contexto, te pueden hacer bien o no. ¡Què difìcil serìa explicarte èsto ahora hijo mio!. Si lo es para mi todavìa...

Pensè en la palabra NADA. ¿Cuàntas veces me preguntàs què me pasa? y, aunque por dentro estè hecha pedazos, mi respuesta siempre es para vos: NADA. Claro, eso te tranquiliza y te hace seguir jugando sin preocupaciones.

Tu hermana adolescente usa la palabra NADA a menudo. "Pues nada... querìa decirte que ... nada, te he llamado y ... nada..." y a mi me hace reir porque a veces me gustarìa contar la cantidad de veces que la usa jajaja.

Si me preguntaras què quieres que te regale para tu cumpleaños. Seguramente te responderìa eso... NADA. Porque lo que màs me importa (y de corazòn) es poder seguir cumpliendo años al lado tuyo, vièndolos crecer sanos y felices.

¿A què le tengo miedo? A quedarme sin NADA. Porque uno es feliz al lado de la gente que quiere y con los recuerdos, con las cosas que nos dan bienestar.

Solo te pido algo Tomi. Nunca te conformes y digas PEOR ES NADA. Siempre esforzate por algo màs. y NUNCA DIGAS NO ME IMPORTA NADA. Porque ese dìa me acercarè para darte fuerzas y decirte que seguìs siendo un campeòn y que siempre hay que disfrutar, hay que luchar, hay muchas cosas por hacer, por valorar y que vivir es complicado pero VALE LA PENA!!!!!!!!!!!

jueves, 27 de noviembre de 2008

GABRIEL GARCIA MARQUEZ ESTA ENFERMO Y NOS ENSEÑA...

Gabriel Garcìa Màrquez ha escrito algo muy conmovedor:

"Si por un instante Dios se olvidara de que soy una marioneta de trapo y me regalara un trozo de vida, posiblemente no diría todo lo que pienso, pero en definitiva pensaría todo lo que digo.

Daría valor a las cosas, no por lo que valen, sino por lo que significan.

Dormiría poco, soñaría más, entiendo que por cada minuto que cerramos los ojos, perdemos sesenta segundos de luz. Andaría cuando los demás se detienen, despertaría cuando los demás duermen. Escucharía cuando los demás hablan y cómo disfrutaría de un buen helado de chocolate!

Si Dios me obsequiara un trozo de vida, vestiría sencillo, me tiraría de bruces al sol, dejando descubierto, no solamente mi cuerpo, sino mi alma.

Dios mío si yo tuviera un corazón, escribiría mi odio sobre el hielo, y esperaría a que saliera el sol. Pintaría con un sueño de Van Gogh sobre las estrellas un poema de Benedetti, y una canción de Serrat sería la serenata que le ofrecería a la luna. Regaría con mis lágrimas las rosas, para sentir el dolor de sus espinas, y el encarnado beso de sus pétalos...

Dios mío, si yo tuviera un trozo de vida... No dejaría pasar un sólo día sin decirle a la gente que quiero, que la quiero. Convencería a cada mujer u hombre que son mis favoritos y viviría enamorado del amor.

A los hombres les probaría cuán equivocados están al pensar que dejan de enamorarse cuando envejecen, sin saber que envejecen cuando dejan de enamorarse! A un niño le daría alas, pero le dejaría que él solo aprendiese a volar. A los viejos les enseñaría que la muerte no llega con la vejez, sino con el olvido. Tantas cosas he aprendido de ustedes, los hombres... He aprendido que todo el mundo quiere vivir en la cima de la montaña, sin saber que la verdadera felicidad está en la forma de subir la escarpada. He aprendido que cuando un recién nacido aprieta con su pequeño puño, por primera vez, el dedo de su padre, lo tiene atrapado por siempre.

He aprendido que un hombre sólo tiene derecho a mirar a otro hacia abajo, cuando ha de ayudarle a levantarse. Son tantas cosas las que he podido aprender de ustedes, pero realmente de mucho no habrán de servir, porque cuando me guarden dentro de esa maleta, infelizmente me estaré muriendo.

Siempre di lo que sientes y haz lo que piensas. Si supiera que hoy fuera la última vez que te voy a ver dormir, te abrazaría fuertemente y rezaría al Señor para poder ser el guardián de tu alma. Si supiera que esta fuera la última vez que te vea salir por la puerta, te daría un abrazo, un0 beso y te llamaría de nuevo para darte más. Si supiera que esta fuera la última vez que voy a oír tu voz, grabaría cada una de tus palabras para poder oírlas una y otra vez indefinidamente. Si supiera que estos son los últimos minutos que te veo diría 'te quiero' y no asumiría, tontamente, que ya lo sabes.

Siempre hay un mañana y la vida nos da otra oportunidad para hacer las cosas bien, pero por si me equivoco y hoy es todo lo que nos queda, me gustaría decirte cuanto te quiero, que nunca te olvidaré.

El mañana no le está asegurado a nadie, joven o viejo. Hoy puede ser la última vez que veas a los que amas. Por eso no esperes más, hazlo hoy, ya que si el mañana nunca llega, seguramente lamentarás el día que no tomaste tiempo para una sonrisa, un abrazo, un beso y que estuviste muy ocupado para concederles un último deseo. Mantén a los que amas cerca de ti, diles al oído lo mucho que los necesitas, quiérelos y trátalos bien, toma tiempo para decirles 'lo siento', 'perdóname', 'por favor', 'gracias' y todas las palabras de amor que conoces.

Nadie te recordará por tus pensamientos secretos. Pide al Señor la fuerza y sabiduría para expresarlos. Demuestra a tus amigos cuanto te importan.'


GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ



En algo le hago caso: en disfrutar, en tener miedo a que siempre sea el ùltimo momento, en decir te quiero mucho a todos los que quiero y en decir siempre lo que pienso, aunque a veces me traiga tantos problemas. La vida hasta ahora me diò otra oportunidad para hacer las cosas mejor. Ojalà me la siga dando. Me da mucha pena lo que le pasa y ojalà que no sufra y lo que es mejor... que se cure pronto.
¿Viste còmo te ayuda a pensar la gente Tomi?. Un escrito de alguien que sabe expresarse tan bien!! te hace ver todo de forma diferente. Aprovechà acercarte a la gente que, como el Sr. Garcìa Màrquez, te puede aportar todas las herramientas que te serviràn para vivir mejor.

jueves, 20 de noviembre de 2008

Todo lo que significa la presencia de una persona

El abuelo Osvaldo està en el cielo y desde hace 35 años. Todos los 20 de noviembre siento mucha tristeza, pero me di cuenta que no es por la ausencia de un papà, porque yo tenìa 9 años y todos los niños se acostumbrar a vivir sin papà o mamà cuando no queda otra. Mi tristeza pasa por todo lo que significò la pèrdida de una persona tan importante. De un dìa para el otro ya no estaba. No estaba enfermo, no habìa tenido sìntomas de nada... y de pronto, me levanto y lo encuentro tirado en el baño. ¿Què significa èsto para una niña de 9 añitos?. ¿Quièn puede comprender con esa edad que ya no va a volver, que dibujitos que le hice no los va a poder ver?. Màs allà del trauma que tuve, me quedò la ausencia en los momentos màs importantes de mi vida (cuando me casè, cuando tuve a mis hijos, cuando decidì viajar a España, cuando me recibì) y tambièn en tantos otros que uno necesita un papà. Todos necesitamos que nos alienten, que nos digan que estamos haciendo las cosas bien, que nos queda bien la ropa, que les gusta còmo pensamos, que nos cuidan, que nos acompañan, que nos ayudan, que nos comprenden, que nos enseñan, que nos hagan sentir que no estamos solos. Para la abuela Elena todo fue diferente a partir de ese 20 de noviembre. Y para mi tambièn. Todos queremos tener una familia normal, sin ausencias y con todo el amor del mundo.
Todo lo que yo no tuve, Tomi, se los deseo a tus hermanas y a vos. Todo lo que he pasado, te aseguro que me voy a esforzar para hacerlo mejor que nadie. Hoy me regalaste muchos momentos lindos y eso me hizo sentir tan bien. Una sonrisa, un abrazo cuando saliste del colegio, un TE QUIERO MAMA, fueron cosas que me hicieron pasar un dìa mejor.
Espero que Dios nos de la oportunidad de no perdernos nada, nada de todas tus etapas. Quiero terminar el trabajo de sacarte adelante y de verlos crecer. Mi papà no pudo. Yo tengo fe.

Autonomìa ... avanzamos y seguimos trabajando

Cuànto hemos trabajado la autonomìa!! Y lo que nos falta!. Porque, como siempre digo... no es autònomo el que se sabe atar los cordones o el...