sábado, 28 de junio de 2008

Hoy estàbamos viendo Juan y Tolola juntos, Tomi...

Recomiendo Juan y Tolola porque nos enseña a manejar la vida cotidiana a travès de los dialogos entre dos hermanos. El capìtulo de hoy se trataba de la pasiòn por la nieve de Tolola. Como todo niño, Tolola querìa que nevara todos los dìas, que no terminara nunca ese momento, disfrutar todo el tiempo. ¿Y quièn no?. Pero, el sabio consejo de su hermano Juan se impuso y le dijo que, no serìa especial, se convertirìa en aburrido, no serìa sorpresa si las cosas que nos gustan mucho se dieran todos los dìas. Yo pensaba... menos!! el estar con ustedes tres. Para mi, disfrutar con mis hijos un dibujito, llevarlos al parque, escucharlos y sorprendenderme con la imaginaciòn que tienen (hasta con la tuya que cada vez va màs en aumento!), bailar con la mùsica de una publicidad o ver una novela de adolescentes que nos ayuda a charlar sobre lo que sea... yo no me aburrirìa nunca!. Yo pararìa el tiempo y pedirìa que vuelva cada momento que estamos viviendo porque son verdaderamente màgicos mi amor!.

No hay comentarios:

Autonomìa ... avanzamos y seguimos trabajando

Cuànto hemos trabajado la autonomìa!! Y lo que nos falta!. Porque, como siempre digo... no es autònomo el que se sabe atar los cordones o el...