lunes, 26 de noviembre de 2007

Y hablando de los tres mosqueteros...


Varias veces en este mes nos han dado cuenta que lo que estàn aprendiendo les queda. Hablo de la solidaridad, del cariño entre hermanos, de la preocupaciòn por el otro. Nosotros somos como los tres mosqueteros: todos para uno y uno para todos. Hace unos dìas, cuando Agus se golpeò, supiste perfectamente que no era un llanto de capricho sino porque realmente se habìa lastimado. Y corriste a darle un beso. Dìas atràs tambièn, mientras veìas que le lavaba el cabello a Sofi y ella lloraba, la acariciabas y le decìas con voz muy suave: "venga Sosi!! venga!!", aliviando su malestar. Nos demostraste que no te importa no poder salir a pasear porque tu hermana està con fiebre. Sofi, con sus dos añitos, te alcanza tus juguetes preferidos, se pone triste cuando te pasa algo malo. Y ayer Agustina, nos demostrò que el amor por sus hermanos va màs allà de su momento de diversiòn. Fue a una feria de diversiones y prefiriò no traer nada para ella con tal de que tanto Sofìa como vos tuvieran un regalito. Por eso, esta vincha de indio no es un sìmbolo de otra cosa màs que de amor, de uniòn, de considerar al otro màs que a uno.

Dios quiera que los tres siempre se entiendan asì.

Por la integraciòn y la integraciòn de todos los niños

Esta es una de nuestras metas. En el cole, en las actividades extraescolares, en la familia, en todos lados la idea es integrarte. Nosotras las mamàs, que tenemos un niño especial, sabemos que la integraciòn completa es muy dificil y por eso debemos luchar. Poco a poco me estoy dando cuenta de cuànto falta por hacer, para concientizar a todo el mundo que necesitàs un programa especial, pero sin subestimarte. Que necesitàs que te ayuden, pero sin dejar de confiar en vos.
No quiero que te bajen los objetivos, porque eso no nos harà ver hasta donde sos capaz de hacer. Pero tampoco quiero que te exijan lo que no podès. El equilibrio es el punto y es lo que yo voy a conseguir. Integrarte significa tambièn que respeten tus tiempos, que respeten tus gustos, que comprendan que èsto no es una carrera de velocidad sino de resistencia. Integrarte significa que respeten tus tiempos para jugar, pero sin descuidar lo que necesitàs para crecer y dar lo mejor de vos.
Y, como èsto es una tarea un poquito difìcil, papà y mamà estaràn para ayudarte y asì mostrarte el camino para que lo puedas seguir haciendo vos.
Sin quererlo, ya estàs aprendiendo a integrar a tu hermana màs pequeña con el "ven aquì Sosìa!!", cuando querès que ella tambièn se divierta o cuando me decìs "y ahora le cota a Agustina" porque sabès que despuès de bañarte vos, le toca a ella.
Es bueno que "integres" a tu vida a tus hermanas, porque los tres tienen que ser LOS TRES MOSQUETEROS...