sábado, 3 de noviembre de 2007

Siempre hay làgrimas que te pueden servir


Cuando nos sacamos esta foto, fue para el carnet de familia numerosa. El fotògrafo se esmeraba y papà dijo: "no importa que salga llorando". Fue como decir: YO LO QUIERO Y LO ACEPTO COMO ES Y COMO ESTE. Sabìamos que no eran làgrimas por capricho sino porque todas las luces, el lugar, el apuro que tuvimos por llegar porque cerraba, hizo que te provocara ansiedad.
Muchas veces lloraràs en tu vida. Por felicidad, por pena, por melancolìa, por impotencia... por tantas cosas lloraràs. A veces lloramos porque no podemos expresar bien lo que nos pasa (aùn cuando no tenemos problemas de lenguaje). Otras veces lloramos porque se juntan varias cosas que nos hacen bajar las defensas emocionales. No pasa nada Tomi. Llorar te hace bien en esos casos. Solo te pido que nunca hagas como esa gente que "llora" para conseguir màs cosas o para obtener algùn beneficio. No tengas "làgrimas de cocodrilo". Se sincero siempre. Por supuesto, mamà siempre estarà aquì, como un soldado, para escucharte, consolarte y abrazarte hasta que toda esa angustia haya pasado o cuando llores por tanta emociòn que no alcancen las palabras. Seguro que lloraremos juntos en ambos casos.

Autonomìa ... avanzamos y seguimos trabajando

Cuànto hemos trabajado la autonomìa!! Y lo que nos falta!. Porque, como siempre digo... no es autònomo el que se sabe atar los cordones o el...