domingo, 27 de mayo de 2007

CUANTOS MOMENTOS FELICES PODEMOS TENER


Fuimos a cambiar ropa que le regalò la madrina de Sofi a los niños. Entrè a la tienda con Tomi y èl viò la mochila del H. Araña. Me dijo "hombre araña mamà!!!". Le preguntè si la querìa y me dijo que si. Les juro que si hubiera valido 1.000.000 de euros se la compraba igual!. Era tanta la alegrìa porque vi que me pidiò algo que le gusta!!. Asì se la llevò a casa!!.
Cuando volvimos le comprè una cocinita a Sofi porque le encanta cocinar. Si vieran la cara de ella al verla!!!!!!!!!!!!!!!!!.
Con todo èsto, màs lo bien que la pasamos en la playa en familia, por la noche le dije a Dios: GRACIAS!!!!!!. Pero esta vez no dije gracias porque pudimos hacer muchas cosas. Por un momento, recordè mi cara de felicidad cuando lo vi a Tomi contento con su mochila y a Sofi con los ojitos brillosos al ver la cocina. Ese gracias es porque fui feliz y eso no tiene precio!!!!!!!!!!!!!!.
La felicidad no se vive para toda la vida. Dios nos da la vida por un ratito y en ese ratito nos pasan cosas lindas y feas. Esos ratos lindos, que son simples, digamos GRACIAS A DIOS porque SON MUUUY BUENOS.

Autonomìa ... avanzamos y seguimos trabajando

Cuànto hemos trabajado la autonomìa!! Y lo que nos falta!. Porque, como siempre digo... no es autònomo el que se sabe atar los cordones o el...