miércoles, 14 de febrero de 2007

UNA FRASE LINDA PARA ENSEÑARLE A TODOS LOS NIÑOS


"Quiero que sepas que aunque mis alas te parezcan enormes, no te harán prisionero: no son para darte sombra, sino para darte cobijo. Vuelve a mi siempre que sientas la necesidad, pero, te lo prometo, te enseñaré a volar sólo".