jueves, 22 de noviembre de 2007

No hay que hacer comparaciones pero...

No hay que hacer comparaciones con nadie Tomi. Cada uno es como es y uno siempre se tiene que observar, analizar para ver en què nos equivocamos. Siempre cometemos errores y tenemos que tratar todos los dìas de hacer las cosas mejor. Aunque seas muy mayor, no importa. Siempre es bueno un cambio. Yo no te comparo con nadie, ni aùn cuando el otro tiene la misma actividad. Cada uno lo hace como puede pero eso sì, siempre es bueno poner empeño, esforzarse. Yo le digo a Agustina que si se saca un cinco y yo se que estudiò, para mi es como si se hubiera sacado un 10. Pero si se sacò un cinco y yo se que no estudiò, entonces es muy mala nota.
Como te decìa, no debo compararte. Pero... esta vez, dejame hacerlo. Te voy a comparar con el agua. Porque como el agua, son transparente, puro. Como ella, sos muy necesario para todos (sobre todo para nuestra familia). Como el agua, le caès bien a todos. Tus avances, como el agua, son imparables gracias a Dios. Sos sinònimo de vida igual que ella y sos muy compañero (como el agua acompaña una comida). Dios quiera que calmes "la sed" de muchos necesitados. Se solidario hijo mio y Dios siempre te va a responder con momentos lindos. Y solo comparà tus actos con los de tu pasado. Si lo hiciste mal, lo haràs mejor y si no hiciste nada, siempre estàs a tiempo.

3 comentarios:

Da y Fa dijo...

Siempre las palabras justas!!! Disfruto leerte!!!
Qué linda comparación, ser como el agua, siempre fresca, limpia, necesaria, libre!
Besos!!!
Fabi

Rocanaria dijo...

que bonito escribes, saluditoss desde gran canaria

viviana dijo...

Hola, te comento desde Perú, me pareció muy bonito lo que pones sobre ser como el agua, es sinónimo de libre...........un abrazo......Viviana

Autonomìa ... avanzamos y seguimos trabajando

Cuànto hemos trabajado la autonomìa!! Y lo que nos falta!. Porque, como siempre digo... no es autònomo el que se sabe atar los cordones o el...