miércoles, 17 de enero de 2007

EL TRABAJO DE SER MAMA...

Es mucho màs facil decir que SI a decir que NO. Eso es totalmente claro y cierto y no hay discusiòn. El problema comienza cuando nosotros SÌ los acostumbramos a respetar y no los respetan a ellos. Cuando nosotros SI los hacemos integrar al compañero y los demàs PASAN DE ELLOS. Voy a dar un ejemplo: mi hija mayor. En casa siempre hay un centenar de niños jugando por las tardes o a la hora del almuerzo. Una niña le pidiò venir a comer a casa y le dije que sì (hasta que eligiera què querìa comer). Al dìa siguiente le dijo que no podìa porque habìa invitado a otro niño a su casa. Mi hija estaba triste. ¿Què hubiera hecho yo?. Pues hubiera llevado a los dos, sin dejar a nadie afuera. Otras veces hay niñas que han estado con algùn problema y se muestran màs peleadoras. Siempre le digo que uno puede tener un mal dìa y por eso hay que respetarlos y tratar de tolerar. No pasa lo mismo con ella. Entonces... si a mi hija, que no tiene problemas como Tomàs, le cuesta interpretar cada momento de la amistad, tolerar, seguir respetando a pesar de todo, ¿què le queda a nuestros chicos?. Son muchos temas por ocuparse: tratar de no "contagiarse" de la mala actitud de los demàs, no ser "emocionalmente dependiente" pero a la vez no aislarse, Dios... es difìcil. Vaya trabajo tenemos!

No hay comentarios:

Autonomìa ... avanzamos y seguimos trabajando

Cuànto hemos trabajado la autonomìa!! Y lo que nos falta!. Porque, como siempre digo... no es autònomo el que se sabe atar los cordones o el...